Las claves para hacer un buen desayuno y aumentar tus defensas

Que tomastes de desayuno hoy?….A lo largo de cualquier día nos tenemos que enfrentar a una gran cantidad de retos que pondrán nuestro cuerpo a prueba, con lo que hay que estar preparados al máximo para salir victoriosos de cada uno de ellos. Para ellos necesitaremos estar totalmente cargados de energía y con las defensas altas, para que nuestro cuerpo pueda hacer frente

a cualquier desafío y esté preparado para enfrentarse a cualquier amenaza externa.
Así que lo mejore es empezar de la mejor manera para terminar aún mejor, algo que
obligatoriamente pasa por un desayuno sano y equilibrado. Como es lógico, además
de desayunar y comer bien en general debemos llevar otras rutinas igual de saludables,
como dormir lo suficiente y hacer ejercicio de forma habitual, para lo que podemos
apuntarnos a un gimnasio, buscar una bici de spinning en los anuncios online o
simplemente salir a correr por el parque. Pero lo que nunca podemos dejar de lado es
nuestra alimentación, y mucho menos nuestros desayuno. Te damos algunas claves para
que tu primera comida del día juegue siempre a tu favor.
• Toma frutas y verduras crudas. En ningún desayuno pueden faltar las frutas y
las verduras crudas, ya que su alto contenido en vitaminas las convierten en
una fuente constante de salud o defensa. Así es recomendable tomar naranjas o
frutas del bosque por su contenido en vitamina C y antioxidantes, que protegen
ante infecciones y retrasan el envejecimiento; o verduras como la zanahoria, que
cuida nuestros ojos y piel gracias a su alto contenido en vitamina A.
• Apuesta por las proteínas de calidad. La proteína es básica en cualquier dieta,
pues ayuda a un perfecto desarrollo de los músculos y nos da una carga extra de
energía. Aunque lo mejor es optar por proteínas de calidad, como la procedente
del pescado o los huevos, mucho más saludables que las de otras fuentes como
el cerdo o la ternera.
• Cárgate de energía con los hidratos. Pero si lo que de verdad queremos es
aguantar un día de lucha sin cansancio, la verdadera fuente de energía la
encontraremos en los hidratos de carbono, presentes sobre todo en los cereales.
Así que un buen tazón de cereales o varias rebanadas de pan no pueden faltar en
el desayuno, pues nos garantizan energías para plantar cara a cualquier reto del
día.
• Opta por los lácteos fermentados. Los lácteos son una buena fuente de calcio
y vitamina D, elementos más que básicos para mantener unos huesos fuertes
y sanos. Pero si queremos beneficiarnos aún más lo mejor es tomar lácteos
desnatados y fermentados, con lo que reduciremos la cantidad de grasas y
tendremos lactobacilos, bacterias que mejoran las defensas de nuestros sistema
digestivo.
• Remata tu desayuno con frutos secos. Por último, no debemos pasar por alto
la ingesta de frutos secos, ya que estos alimentos tienen una enorme carga de
elementos beneficiosos para nuestra salud, desde vitaminas hasta minerales sin
olvidar el ácido oleico Omega3, que nos ayuda a regular nuestros niveles de
colesterol.
Así que no lo dudes, y si quieres una vida más sana y plena empieza desde el principio
de todo, la primera comida del día, algo que repercutirá en tu bienestar durante toda la
jornada y tu vida en general.

Y si realmente te interesa cambiar tu hábitos alimenticios, y realmente tener una vida sana, inscribete a mis clases gratuitas en Http://clasesvidasanaypesoideal.com

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *