La felicidad relacionada con aumentar de peso: La conexión mente y cuerpo.

aumentar de peso

aumentar de peso

Desde hace tiempo, los expertos han logrado establecer que existe una fuerte conexión entre la mente y el cuerpo que inciden sobre el estado emocional de las personas y su estado de salud física. La investigación ha encontrado que aquellos sujetos que se consideran como felices, tienden a ser más activos y por lo tanto, quemar más calorías que quienes son depresivos. De acuerdo con esto, se sugiere que la depresión puede contribuir a aumentar de peso incluso pudiendo llegar a la obesidad. Mucha gente prefiere alimentos poco saludables  y con muchas calorías cuando se enfrentan a la ansiedad o a estados de tristeza.

El profesor Timothy Sharp cree que quienes son felices pueden perder más peso, se refiere acerca de la creciente cantidad de literatura científica que es compatible con sus dichos. Las emociones positivas pueden ayudar a tu cuerpo a mantenerse en un estado ligeramente alcalino, lo que favorece el no  aumentar de peso. Una actitud positiva, es capaz de reprogramar los mensajes automáticos negativos de alimentos que tu cerebro le da a tu organismo. El mantener un pensamiento positivo y alegre te ayuda en la pérdida de peso, además de fomentando reducir al mínimo las enfermedades crónicas y mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico.

La felicidad puede ayudarte a bajar de peso, y puede ser más importante incluso que la dieta, de acuerdo con el terapeuta Dr Joe Vitale, quien sostiene que un estado de felicidad es la clave para adelgazar, dice que “la verdad es que las personas felices tienden a tomar más acciones en la dirección de sus objetivos”, el  aumentar de peso forma parte de un círculo vicioso y las personas deben también mejorar su estado emocional para bajar de peso.

Hay una fuerte correlación entre la obesidad y la depresión, lo que se ha documentado en una serie de investigaciones. Según un estudio publicado en el año 2008 en la revista Psicología Clínica, las personas que padecen depresión tienen cambios en sus hormonas, lo que podría contribuir a la obesidad, además de que los síntomas hacen que sea más difícil el comer bien y hacer ejercicios.

Los niños y adultos que están estresados comen mayor cantidad de alimentos poco saludables, según un estudio publicado el año 2003, en donde quienes se sentían bajo stress comieron más alimentos ricos en grasa y más bocadillos sobretodo dulces, y además eran menos propensos a consumir la cantidad recomendada mínima de cinco o más frutas o verduras por día, o tomar desayuno todos los días, dice Jane Wardle.

Por lo tanto, no olvides lo importante que es mantener una actitud positiva y tratar de ser feliz en tu vida, si quieres bajar de peso y vivir más sano y mejor, sin olvidar el hacer ejercicios.

Tomas Murphy es un experto en el área general de la salud, la nutrición, fitness y coach personal en formar sistemas exitosos de negocios. En los últimos años ha ayudado y cambiado la vida de muchas personas, brindandoles bienestar y un mejor estilo de vida. Puedes comenzar las clases gratuitas en www.clasesvidasanaypesoideal.com

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *