Hidratación y vida sana

vida sana

vida sana

Hoy en día, todos buscamos tener una vida sana y un peso saludable, para lograr este objetivo, hay factores que considerar como que el cuerpo humano está diseñado para funcionar con agua y minerales, todos los procesos internos están relacionados con el agua.

El organismo de una persona adulta,  está compuesto en un 55-60% del total de su peso corporal por agua, estos niveles serán variables en relación con el nivel de actividad física, la humedad, la temperatura, entre otros. Se recomienda que para mantener una vida sana, poner énfasis en una adecuada hidratación, el consumo diario debe ser de al menos 6 a 7 vasos de agua (dos litros aproximadamente).

El agua tiene un papel muy importante en una serie de funciones de nuestro cuerpo, como por ejemplo es el medio de disolución de los fluidos corporales como son la sangre, secreciones, jugos digestivos; actúa en la digestión favoreciendo la disolución  y absorción de nutrientes principalmente en el intestino delgado; es muy importante su efecto desintoxicante y purificador del organismo, ya que por este medio eliminamos desechos a través de la orina, favoreciendo la prevención de enfermedades; hace posible el transporte de nutrientes a las células; actúa como regulador de la temperatura corporal y recuerda que no aporta calorías.

Una vida sana, está relacionada con nuestro nivel de energía, el que se encuentra relacionado con la cantidad de agua que consumimos todos los días, ya que existen estudios que indican que una baja del 5% en los fluidos del cuerpo generarían una baja entre el 25 a 30% de energía en un individuo normal, y un descenso de un 15% en los fluidos corporales causa la muerte de una persona, se cree que cerca del 80% de la población tiene baja energía por la falta de agua, por lo que no debes olvidar que el tomar la cantidad de líquido adecuada te ayudará a acelerar el metabolismo de las grasas acumuladas, proporcionándote además más energía en tu día.

La calidad del agua que consumimos día a día, es tan importante como la cantidad, ya que la presencia en su composición de elementos pesados como por ejemplo el Plomo, el Cadmio, el Mercurio, el Arsénico, entre otros, resultan ser tóxicos para nuestro cuerpo, ya que éstos tienen la capacidad de acumularse en el organismo a largo plazo, lo que se asocia a problemas como pueden ser fallas renales, forzando a este órgano a “trabajar” más para cumplir con su función de filtrar, obstrucciones pulmonares, efectos nocivos en los huesos, aumento de la presión arterial, entre otros. Para mantener una vida sana no descuides el  tomar la cantidad de agua que tu cuerpo necesita diariamente, en circunstancias normales el organismo frente a falta de líquidos activa procesos que conducen a tener la “sensación de sed”, esto va haciéndose menos eficiente con la edad, ya que esta sensación es menos fuerte, por lo que se recomienda que las personas mayores tomen agua aunque no sientan sed, para evitar la deshidratación.

El aporte de líquidos pueden provenir de fuentes diferentes como por ejemplo: agua potable, agua con gas, gaseosas, zumos de frutas, té, y de alimentos como frutas y verduras.

Tomas Murphy es un experto en el área general de la salud, la nutrición, fitness y coach personal en formar sistemas exitosos de negocios. En los últimos años ha ayudado y cambiado la vida de muchas personas, brindandoles bienestar y un mejor estilo de vida. Puedes comenzar las clases gratuitas en www.clasesvidasanaypesoideal.com

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *